UN POCO DE HISTORIA EN LOS EAC Y AP

El EAC fue tomando dimensiones y un estilo que no podría haber sido sin la comunidad donde se respiraba una mística diocesana y una capacidad insospechable de sueños, en pos de una catequesis renovada en la arquidiócesis. (Hoy EAC Y AP, siempre sumándonos… caminando junto a los agentes pastorales). Era y creo que lo sigue siendo como su actividad central, donde se comparte y ofrece mucha de la riqueza que la diócesis tiene en catequesis. En la casa se sueña, se planifica, se convoca al EAC.

La Casa tiene mucho de la previa para la fiesta, del barbecho para la siembra… Siempre me sorprendió ver cómo tan poquitos pudieran contagiar y ayudar a tantos catequistas cada segundo sábado de marzo. El EAC Y AP es, sin dudas, la fiesta de la comunión, la suave brisa del Espíritu para empezar juntos cada año, una tarea linda pero difícil como la catequesis.

En cada EAC uno toca la alegría de ser Iglesia, de ser pueblo de Dios, con un estilo muy marcado de Iglesia de Buenos Aires que nos da identidad y pertenencia… También en la catequesis. Es que además, en más de catorce EAC, tuvimos el privilegio de ser “primeriados por un pastor como el Cardenal Bergoglio que nos empujaba a salir, a anunciar con alegría y misericordia que Jesús nos ama y nos hermana”…Y esto no es poca cosa!!! (reportaje al Padre Alejandro Puíggari).


SEMINARIOS CATEQUÍSTICOS

CAMINANDO JUNTOS

Nuestra revista. Tu revista.
No te la pierdas!

EAC & AP

El EAC Y AP es la fiesta de la comunión!